Qué es un dashboard y cómo diseñar uno perfecto para ti

¿Qué es un dashboard? Un dashboard es un panel en el que se muestra una representación visual de los diferentes KPIs relacionados con el objetivo de un plan de marketing, todos ellos agrupados en la misma pantalla para que puedas consultarlos en un solo vistazo.

Para hacernos una idea, podemos usar la típica metáfora del panel de mandos de un coche. En él, podemos ver sin esfuerzo cuánta gasolina nos queda, a qué velocidad vamos, a cuántas revoluciones por minuto tenemos el motor y, si algo va mal, se encenderá una lucecita de aviso: ¡te has dejado el maletero abierto!

Del mismo modo, un dashboard nos muestra las métricas que más nos interesan para conseguir nuestro objetivo empresarial, todas reunidas, con un aspecto visual agradable y fácil de interpretar.

Qué es un dashboard

El cuento de las 1001 pestañas

Romina es la encargada de la estrategia de marketing de una fábrica de donuts que ha abierto hace poco. No son muy conocidos por el momento, ¡pero sus donuts están riquísimos! El caso es que Romina está centrada en dar a conocer la nueva marca al mundo entero, porque, además de ser la marketer, es una fan empedernida de los donuts de fresa.

Para conseguir su objetivo, Romina está trabajando duro en una campaña de promoción en Facebook, Twitter e Instagram, además de haber enviado una newsletter a los primeros interesados en la nueva fábrica. ¡Y acaban de lanzar la web con blog y todo!

Hoy, cuando Romina ha llegado a la oficina, se ha puesto manos a la obra con su tarea más importante: comprobar la evolución y medir los resultados de sus diferentes acciones de marketing.

Para eso, ha abierto en una pestaña del navegador Facebook Analytics, en otra Twitter Analytics, en otra Crowdfire para ver cómo iban sus seguidores de Instagram, en otra Google Analytics para monitorear los resultados de la nueva web, en otra Mailchimp para gestionar su newsletter, revisó en cada perfil de RRSS las publicaciones programadas, abrió SEMRush para ver cómo estaban posicionando las palabras clave de sus posts… ¡Y se le colgó el navegador! Ups.

Romina piensa, mientras abre el administrador de tareas, lo bonito que sería tener todas esas métricas juntas y organizadas en una sola herramienta… ¡Cuánto tiempo ahorraría!

Buento, en este artículo traemos muy buenas noticias para ella.

 

Marketers trabajando con un montón de datos

Muchos tipos de dashboards, pero un solo destino

Dada la personalización total que podemos llevar a cabo, resulta que hay tantos dashboards diferentes como profesionales y objetivos empresariales haya en el mundo. O sea, un montón.

El caso es que, dependiendo de la información que nos interese estudiar, de nuestra labor en la empresa y del objetivo que persigamos, nuestro dashboard será diferente y podrá mostrarnos, por tanto, unos datos muy distintos.

Pongamos por caso que seas un profesional del Social Media Marketing; o sea, un Community Manager; o sea, la persona encargada de gestionar los diferentes perfiles en redes sociales de tu empresa. Si es así, tu dashboard estará hecho de métricas sobre tu tráfico en las RRSS, las conversiones logradas a través de cada una, la cantidad de likes, los shares y demás interacciones sociales, etc.

 

Ejemplo de un dashboard de Social Media Marketing
Ejemplo de un dashboard de Social Media Marketing, por Klipfolio

 

Pero, si lo tuyo es el e-commerce, tendrás un dashboard muy diferente al de nuestro amigo el community, personalizado para tus necesidades y metas. Por ejemplo, podrías tener un bonito diagrama de barras sobre las ventas de cada producto, la media de pedidos diarios, un mapa que represente los países desde los que recibes más visitas, el valor del ticket medio mensual, etc.

Existen dashboards centrados en analítica web, otros para el email marketing, para el SEO, para el marketing digital y tantos otros como puedas imaginarte, desde paneles profundamente complejos a otros muchísimo más simples.

 

Por qué nos gustan tanto los dashboards

Recapitulemos: un dashboard es una representación gráfica de diferentes métricas relacionadas con un objetivo concreto, que se muestran en un mismo panel. Vale, ¿y esto qué ventajas nos ofrece?

 

#1 ¡Salta a la vista!

Los dashboards nos permiten visualizar de una manera gráfica y sencilla, en un mismo sitio, todos los datos y las métricas importantes para conseguir nuestra meta.

Además, la opción de ver cómo cambian y evolucionan estas métricas en tiempo real nos da una idea contundente sobre qué tal lo estamos haciendo.

 

#2 Ahorra tiempo

Condensando toda esta información valiosa en una misma herramienta, evitarás tener que consultar los datos concretos de cada acción por separado.

La representación visual te permitirá ahorrar tiempo también en la interpretación y comparación de datos.

 

#3 Para pros y dummies

A veces, no es fácil para los trabajadores del departamento de marketing explicarle al resto del equipo lo que saben o interpretan que está pasando. Podemos llegar a soltar discursos muy aburridos sobre tasas, índices y conversiones.

Con un dashboard bien diseñado, cualquier persona puede entender los datos que queramos exponer sin necesidad de tener amplios conocimientos en la materia.

 

#4 Y también para clientes

Cualquier marketer sabe que, para contentar a un cliente, hay que aportar resultados. Un carpintero al que se le encarga una silla, llegado el día de la entrega… Te dará una silla. Esto no tiene mayor problema. El caso es que, cuando el encargo es una estrategia de marketing, no siempre es fácil explicar o mostrar ni el trabajo, ni los avances.

Gracias a nuestro dashboard, nos será mucho más fácil mostrarle al cliente lo que hemos conseguido de una forma que sea fácil de digerir, de comprender, ¡y de admirar!

 

Preesentando datos en un dashboard

Cómo diseñar un dashboard a tu medida

Para ponerte manos a la obra a construir tu nuevo y reluciente dashboard, vamos a ver en qué deberías pararte a pensar y qué sería buena definir previamente. Todo esto es lo que necesitas tener bajo control para contruir tu dashboard, ¡toma nota!

 

Localiza tu objetivo

Los dashboards son chulos, esto es así, y por eso es fácil caer en una sobrecarga de métricas e informaciones.

Al principio puede que todos los diagramas y las opciones disponibles te parezcan muy atractivas. Sin embargo, lo mejor es que incluyamos solamente aquellos datos que tengan una relación directa con nuestro objetivo en concreto.

 

Elige tus KPI’s cuidadosamente

Si tu objetivo es mejorar los resultados de tu campaña de email marketing, tu dashboard recopilará datos como la tasa de apertura, la tasa de desuscripciones, el CTR o la tasa de conversión.

 

Ejemplo de un dashboard de email marketing
Ejemplo de un dashboard de email marketing, por Klipfolio

Si pretendes aumentar las conversiones hechas a través de tu web, vas a agrupar información sobre el tiempo de permanencia, la tasa de rebote, las ciudades desde las que recibes las visitas o la tasa de clic.

Si lo que buscas es aumentar el número de seguidores de tus redes sociales, tendrás un panel que te muestre datos sobre los shares, el engagement, los followers, los likes, los nuevos seguidores, etc.

 

Combinar es de sabios

Una de las ventajas más jugosas de tener un dashboard es poder visualizar datos de fuentes distintas, juntos en el mismo panel, para sacar conclusiones más completas.

Pongamos, por ejemplo, que tienes una agencia de viajes especializada en rutas por el Amazonas. En este caso, los posibles KPIs podrían ser nuevos leads, propuestas enviadas, tasa de cierre, tasa de conversión de formulario de contacto, tasa de conversión de landing page sobre nuevo pack con guía nativo incluido… ¡Y un contador del número de monos avistados, si quieres!

Lo bonito de todo esto es que tendrías los datos sociales, de búsqueda, de ventas y de promoción juntos en un solo vistazo.

Además, gracias a poder controlar toda esta información junta, contarás con la gran ventaja de poder tomar decisiones en el momento oportuno si detectas tendencias bajistas en algún KPI importante.

 

Lo que se ve, importa

¿Qué te parece más fácil de interpretar? ¿Una tabla de excell llena de cifras o un diagrama de tarta que nos muestre los porcentajes? Sí, a no ser que seas un robot muy avanzado, lo más natural es que te guste más la segunda opción.

Por este motivo, recuerda incluir en tu dashboard representaciones atractivas, sencillas, visuales y comprensibles.

 

4 pasos para crear tu dashboard

 

Hablemos de herramientas

Las tres herramientas más conocidas para hacer dashboards son Kilpfolio, DashThis y Dasheroo, pero existen muchas otras maneras de construir un panel a tu medida, como la herramienta de Google, Google Data Studio, o directamente desde Google Analytics.

Todas ellas son bastante intuitivas y funcionan de forma similar: tienes un escritorio en el que puedes agregar widgets de diferentes servicios de los que, a través de su API (código que permite a las distintas aplicaciones comunicarse entre ellas), el programa toma los datos y te los muestra gráficamente.

De esta forma, obtendremos el famoso panel con la información más relevante de diferentes fuentes y canales en el mismo sitio. Puedes agregar los widgets que quieras y hacer que la información se muestre a tu gusto. Gasto en AdWords, visitas a la web según Analytics, nuevos leads vía formulari ode contacto… ¡Lo que más te guste!

 

Un dashboard nos hará la vida más fácil, sin lugar a dudas, son una herramienta que no ahorrará tiempo y esfuerzo, mientras nos ofrece una visualización cómoda de un montón de datos de interés.

Eso sí, los dashboards no ofrecen soluciones, solamente están ahí para ayudarnos a identificar los problemas y los éxitos de nuestras campañas. Serás tú, el ser humano enfrente del panel, quien tenga la misión de interpretar esos datos con el objetivo de diseñar respuestas rápidas y eficaces.


A los inbounders nos encanta conocer las experiencias de otros inbounders como tú, ¡cuéntanoslo todo!

¿Tienes un dashboard que consultes en tu día a día? ¿Quieres compartir algún consejo útil con nosotros?

Deja un comentario aquí debajo 🙂

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.