Qué es el contenido evergreen y cómo se hace: formatos, ejemplos y consejos

El contenido evergreen es un contenido optimizado para el SEO que mantiene su relevancia con el paso del tiempo y que consigue atraer tráfico a nuestra web con continuidad, incluso mucho después de su publicación. Es atemporal, fresco, sostenible y duradero; un contenido relevante para los lectores hoy y dentro de varios años.

 

¿Por qué es tan importante publicar contenido evergreen?

Si tienes un blog o estás llevando a cabo una campaña de content marketing de cualquier tipo, deberías contar con el contenido evergreen entre tus publicaciones. Este tipo de piezas consiguen aumentar el tráfico a lo largo del tiempo, o sea, que las creas hoy y trabajan para ti durante años, ¡magia!

Un buen contenido evergreen es ese artículo que se mantiene en una buena posición SEO y es responsable de un buen porcentaje del tráfico que llega a tu web… A pesar de que fue publicado hace 5 años.

El contenido evergreen es importante para tu estrategia porque consigue atraer nuevos usuarios a tu embudo de conversión, es capaz de posicionar tu marca como líder del sector, mejora el ranking de SEO de tu web y porque, sencillamente, conduce tráfico hacia tu web sin descanso a lo largo de los años. ¿Qué más necesitas para convencerte?

El contenido evergreen aumenta el tráfico de nuestra web

Formatos típicos de los contenidos atemporales

¿Qué pinta tienen los contenidos perennes o evergreen? Hay una serie de formatos que le van como anillo al dedo a este tipo de piezas y te ayudarán a germinar ideas propias para tu próximo éxito evergreen.

Ahí va una lista de formatos habituales para contenidos evergreen:

  • Tutoriales o artículos how to
  • Listas o rankings
  • Recopilaciones de consejos
  • Artículos definitorios y explicativos, tipo Wikipedia
  • Reviews de productos (esta tiene truco, no vale para productos que tengan modelos nuevos en el mercado cada poco tiempo)
  • Vídeo-tutoriales
  • Glosarios con términos habituales de tu sector
  • Listas de recursos útiles
  • Buenas prácticas sobre algo
  • Malas prácticas, artículos de errores frecuentes
  • Casos de estudio

Temáticas evergreen que nunca mueren

Para que te hagas una idea más concreta de la pinta que tienen normalmente los contenidos evergreen, vamos a ver también algunas temáticas habituales. Son temas que siempre tienen búsquedas, asuntos de los que los lectores no se cansan de leer o que siempre renuevan adeptos de forma incansable.

Ahí van algunos ejemplos de temáticas evergreen, para ir comprendiendo el concepto un poco mejor:

Gastronomía
Una buena receta de tortilla de patatas era útil en 1998 y seguirá siendo útil cuando un robot sea presidente.

Finanzas
Ahorrar, invertir bien nuestro dinero y conseguir buenas ofertas son temas que preocupan a las personas, por y para siempre.

Maternidad / Paternidad
Aprender a ser un buen padre o una gran mamá es uno de esos temas que obsesionan a un montón de lectores diferentes cada año, madres y padres y primerizos llegarán a tu web sin descanso.

Salud y bienestar
Los trucos para sentirnos bien y vernos guapos son un clásico de los contenidos evergreen.

Empleo y carreras profesionales
Los tips para conseguir un buen empleo y los consejos de orientación laboral nunca mueren.

Mascotas
Aprender a cuidar de una mascota es otro tema que mantiene su relevancia a lo largo del tiempo, generación tras generación.

Un bosque de contenidos evergreen

Ejemplos de artículos evergreen

Si mezclamos los formatos habituales de los contenidos evergreen con los asuntos de relevancia atemporal, ¡tadán! Obtendremos unos fantásticos ejemplos de artículos de contenido evergreen para todos los gustos.

Seguro que te has encontrado un montón de posts en esta línea, ¿verdad? ¡Pues ahora ya sabes lo que son y por qué están ahí!

  • “10 tips para preparar la tortilla de patatas definitiva”
  • “Qué es el tofu y cómo prepararlo de 10 maneras diferentes”
  • “5 errores comunes en el uso de electrodomésticos que aumentan tu factura”
  • “10 álbums de música relajante que ayudan a dormir a tu bebé”
  • “Vídeo-tutorial: cómo cortarle las uñas a tu gato por primera vez”
  • “Cómo conseguir una piel suave con productos naturales”

 

Cómo hacer contenido evergreen, en 3 cómodos pasos

Ahora que ya tenemos bien claro qué es el contenido evergreen y qué aspecto tienen este tipo de artículos, llegó el momento de aprender cómo aplicar lo que hemos aprendido a la estrategia de nuestra marca. Cada empresa, cada estrategia y cada persona tienen que encontrar su hueco y su estilo personal dentro del mundo del evergreen content.

Aunque no existe una fórmula mágica -como con la tortilla, hay una para receta ideal para cada persona- para crear contenidos evergreen perfectos, sí que podemos esbozar una sencilla guía paso a paso de lo que no puedes dejar de hacer.

Tres pasos para empezar a crear contenido evergreen

1º: Elige un tema que responda a una pregunta frecuente entre tu audiencia

Para saber sobre qué escribir tu próximo contenido evergreen, pregúntate qué es lo que tu audiencia quiere saber, qué es lo que busca habitualmente, qué respuestas necesita; algo así como las FAQ de tu sector. Ese es el mejor punto de partida.

Si tienes un blog sobre jardinería, quizá tu audiencia se pregunte cosas como: ¿Cómo debo transplantar una planta paso a paso? ¿Qué flores salen en otoño? ¿Es posible tener una huerta dentro de casa? ¿Cada cuánto tiempo debería regar a mi cactus?

Elige una pregunta frecuente entre tus usuarios y respóndela con mucho mimo, con todo lujo de detalles. Visita los artículos similares y piensa cómo puedes mejorarlos. ¡Que no quede ninguna duda en la cabeza de tus usuarios!

Ofrece tips de tu sector, guías how to, consejos, etc. También puedes centrarte en explicar a tu público, de la forma más clara y concisa que seas capaz, conceptos comunes de tu industria que puedan resultarle confusos.

 

2º: Escoge una keyword que sea relevante para tu web

Una vez tengas el tema, ¡no te olvides de pensar en una keyword útil para tu estrategia! Un problema habitual al que puede ser que tengas que enfrentarte en este sentido es que la keyword que escojas tenga ya muchos artículos parecidos ahí fuera.

¡No hay problema! No te rindas, dale tu toque personal. Una solución útil para este contratiempo es buscar una keyword long-tail que tenga un volumen de búsquedas decente, pero no tanta competencia.

 

3º: Optimiza tu post para el SEO

No olvides el SEO, ¡nunca! Optimiza tu post para la palabra clave escogida y no pierdas la oportunidad de enviar ese contenido relevante, útil y atemporal a lo más alto de las páginas de resultados de buscadores.

Asegúrate de cumplir con todos los requisitos básicos del SEO como la optimización On Page, los títulos ALT de las imágenes, los títulos H, etc. Cuanto más amigable sea tu post con el SEO, más visible resultará, más veces lo compartirán, más enlaces recibirás y más meses o incluso años te reportará beneficios.

No te olvides tampoco de optimizar las imágenes que incluyas en el post.

Si cumples estos 3 sencillos pasos, ya tendrás bien encaminado tu contenido evergreen para que pueda llegar muy lejos. Sin embargo, ¡tenemos mucho más que contarte! Es cierto que si eliges un tema relevante para tu audiencia, encuentras la palabra clave adecuada para tu estrategia y optimizas el post correctamente, ya habrás comenzado tu andadura evergreen.

Pero tenemos unos cuantos tips más para que en vez de ser bueno, sea el mejor.

 

7 consejos para crear un contenido evergreen que funcione

Hay una serie de tips que deberíamos tener muy en cuenta si queremos que nuestros artículos evergreen nos reporten beneficios. No todo post en forma de lista con consejos sobre maternidad va a atraer tráfico hacia tu web infinitamente, ¡ojo! El contenido evergreen es muy útil dentro de una buena estrategia de content marketing, pero no es la piedra filosofal.

Por eso, vamos a ver una serie de consejos para que un contenido atemporal funcione de verdad:

 

#1 El contenido evergreen responde a una necesidad de tu audiencia

Como es natural, si tienes una empresa que vende artículos de jardinería, el post de música relajante para bebés no tiene cabida en tu blog. Es esencial que el contenido evergreen que publicamos encaje a la perfección con las necesidades de nuestra audiencia, márcate esta idea a fuego: tiene que ser verdaderamente relevante para tu público.

 

#2 No puede ser la única pieza del puzle

El contenido evergreen es genial, pero se hace más fuerte junto a sus amigos, los demás tipos de contenido. Para que la estrategia de tu blog vaya como la seda, no te olvides de que el contenido estacional  puede aportar un gran valor a tu blog.

Variedad de contenidos en una estrategia

#3 Largo no significa mejor

Este tipo de contenidos tienden a ser más largos, profundos y ricos, pero que un post tenga 15.000 palabras no implica que vaya a ser más relevante para tus usuarios. ¡A veces puede ser incluso al contrario!

Imagínate que un usuario llega a tu web en busca de información sobre cuál es mejor antivirus gratuito para su ordenador y tú le ofreces un post llamado “Los 150 antivirus que no te puedes perder”. ¡Menudo marrón! El lector quiere instalar una defensa para su portátil lo antes posible, ¡no elegir entre una lista interminable de nombres y características!

Esto entronca con el tip #1: la finalidad última del contenido evergreen es ayudar a tu audiencia.

Un post más largo no siempre es mejor

#4 Ni tampoco significa peor

Hay temáticas que van a necesitar un post extenso, está claro. En ese caso, ofrece a tus usuarios una estructura lo más clara y sintetizada posible. Utiliza recursos como las tablas de contenidos, para que puedan saltar a la parte del post que más necesitan; infografías que resuman parte del artículo o checklists.

Lo que sea para hacer tu artículo mucho más digerible, práctico y ameno.

Pero más largo tampoco significa peor

#5 Sí, hay que actualizar los contenidos

El contenido evergreen se basa en temáticas que no varían, ideas que se mantienen útiles y relevantes a lo largo del tiempo. Una buena receta de pasta carbonara no necesita ningún cambio pasados 5 años, es cierto.

Sin embargo, hay ciertos aspectos de los contenidos evergreen que vale la pena revisar y actualizar cada cierto tiempo. Por ejemplo, si utilizas estadísticas o mencionas estudios, estaría bien incluir los nuevos aportes que vayan surgiendo. Lo mismo pasa con nuevos descubrimientos o artículos sobre el tema o cualquier tipo de desarrollo en la materia.

Además de sumar valor a tu pieza, estas actualizaciones ayudan a mejorar el SEO.

 

#6 Cúrrate la difusión de tu artículo evergreen

Vale, los posts de contenido atemporal atraen tráfico a tu web y funcionan a las mil maravillas en tu estrategia, pero para eso hay que ponerlos en marcha. Igual que una aspiradora es genial para recoger las migas y el polvo del suelo, pero primero hay que encenderla.

Para encender tus contenidos evergreen, ¡lánzalos al mundo! Compártelos en las redes sociales cada X tiempo, enlázalos con tus otros posts, anúncialo en el sidebar de tu web, etc.

Y no olvides incluir botones sociales en el artículo, para que resulte más fácil de compartir para los lectores que te visiten.

 

#7 No te pases de experto

Los contenidos evergreen que mejor funcionan están pensados para lectores principiantes o con pocos conocimientos sobre un tema. Si te pasas con el vocabulario técnico o con la especialización, puede que te alejes del formato ideal de un contenido atemporal.

Esto no funciona siempre, hay ahí fuera contenidos técnicos que nunca mueren, pero es un consejo en términos generales. Lógicamente, esto dependerá del tipo de empresa, el sector y de tu estrategia de contenidos.

 


 

¿Tienes alguna duda sobre qué es el contenido evergreen o sobre cómo se hace? ¿O quizá alguna sugerencia que aportarle a la comunidad Inbounder? No dudes en comentar, en escribirnos, llamarnos, mandarnos un e-mail… ¡Estamos encantados de escucharte!

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.