20 errores frecuentes en el e-mail marketing y cómo mejorar tu estrategia

El e-mail marketing es una estrategia perfecta para abrir un canal de comunicación efectivo con tu audiencia y, si lo hacemos correctamente, el ROI de una campaña de e-mail marketing puede dejarnos más que satisfechos. Pero, ¡no todo es un camino de rosas! Existen una serie de errores frecuentes en el e-mail marketing que pueden hacer que tus índices muerdan el polvo.

Errores frecuentes en e-mail marketingAntes de meternos en el meollo, vamos a hacer una especie de teaser de este artículo:
Lo más importante en una campaña de e-mail marketing es tener claro quién es el usuario al que te diriges, qué le interesa y qué necesita. Solo así podrás mandarle un correo relevante en el momento oportuno. Clic para tuitear

¿Ha quedado claro? ¡Genial! Pues vamos a ver los errores frecuentes en el e-mail marketing que se pueden cometer antes de enviar el correo, en el cuerpo del e-mail y después de enviarlo.

Errores frecuentes en el e-mail marketing antes de enviar un correo

Lápiz y sobre antes de enviar un mail#1 No asegurarte de que los usuarios quieren ese correo

Primerísima cosa que tienes que pensar antes de enviar un e-mail a un usuario: ¿Te lo ha pedido? Es una norma básica de convivencia y educación que nos enseñan desde pequeños, “no des tu opinión si no te la han pedido”, ¿verdad?

Pues con el e-mail marketing pasa lo mismo: asegúrate al 100% de que los usuarios que van a recibir tu newsletter, tu promoción o el e-mail del tipo que sea quieren saber de ti. Utiliza una confirmación de la suscripción porque, si no tienes claro que te hayan dado permiso, estarás enviando spam. Así de claro y directo es el primero de nuestros errores frecuentes en el e-mail marketing.

 

#2 Enviar el mismo correo a todo el mundo

¡Error! Cuando subes en el ascensor con tu vecino del 4º, no tienes la misma conversación con él que con tu madre en la comida del domingo o con tu mejor amigo delante de unas cervezas. Hay que adaptar la conversación al receptor, ¡está claro!

Igualmente, no puedes enviarle a todos tus suscriptores el mismo correo. Puedes segmentar tu lista según el puesto de trabajo de tus usuarios, sus intereses, su posición en el ciclo de compra, etc.

Pero no le envíes la misma información a una persona que lleva 3 años siendo cliente y ha comprado 4 veces tus productos que a un usuario que se acaba de registrar y no sabe bien de qué va tu servicio exactamente.

 

#3 No ponerte en los zapatos de tu público

Hablando de errores frecuentes en el e-mail marketing y cosas que plantearnos antes de enviar un e-mail a un montón de usuarios… ¿Te has parado a pensar por qué es interesante esa información para tu audiencia?

Deja claro desde el asunto del correo por qué tu usuario encontrará valor si lo abre, ponte en su lugar: ¿Qué necesita? ¿Qué le ofreces? ¿Qué ventajas tiene para él o ella leer ese e-mail?

Pensar el tu audiencia cuando estás escribiendo un email#3 Lanzarte a mandar e-mails sin planear una estrategia

¿Adónde quieres llegar con tu campaña de e-mail marketing? ¿Cuál será el siguiente paso? Redactar un buen calendario de contenidos te permitirá ser puntual en tus envíos y mantener con tu audiencia una conversación que tenga sentido.

Uno de los errores frecuentes en el e-mail marketing antes de enviar un correo es no tener ni idea de para qué lo estás enviando o cuál será el objetivo global de la campaña. Ten clara la periodicidad con la que vas a hacer los envíos y ponte una meta a largo plazo que les de sentido.

 

#4 No prestar atención al remitente o al asunto

Bien, importante aquí: no cambies tu remitente, ¡tienen que reconocerte! Si un día te llamas “Info CLM”, al día siguiente tu público recibe otro correo desde “Jose Pérez” y la siguiente semana les llega un cupón desde “Centro de Lenguas Modernas”, vas a crear un caos. Envía los correos de tu campaña de e-mail marketing desde el mismo remitente, siempre que te sea posible.

Por su parte, el asunto tiene que captar la atención de los lectores. Probablemente esa línea de texto tendrá que competir con otras 20 diferentes recibidas el mismo día por el mismo usuario y será la encargada de hacer que tu correo destaque. Por supuesto, ya te hemos contado en este blog cómo crear asuntos brillantes en 12 consejos prácticos.

Eso sí, tu asunto ha de ser realista, sin engaños: lo que anuncies aquí tiene que corresponderse con lo que venga dentro del correo, o enfadarás mucho a tus seguidores. No se te ocurra escribir en tu e-mail “el truco definitivo para ganar 1.000 euros desde tu casa” y luego les cueles un texto sobre maneras complejas y poco fiables de hacer dinero en un casino online, por ejemplo, porque puedes perder su confianza para siempre.

 

#5 Usar una dirección “no reply”

Es uno de los errores frecuentes en el e-mail marketing que más te apartaría de una estrategia Inbound. Cerrar la comunicación con tus usuarios, no permitirles que te respondan con sus dudas o comentarios, es una manera efectiva de cargarte el espíruto del e-mail marketing entendido como una forma de conversar con tu audiencia.

Nuestro consejo es que utilices las formas “contacto@…” o “info@…” para que los usuarios puedan responder cómodamente a tus e-mails.

 

#6 Pensar que no necesitas una herramienta de e-mail marketing

“Yo puedo hacerlo solo. Meto todos los correos de mi lista en Destinatarios y ale, para delante”. Este tipo de reflexión puede hundir tu campaña, así que aléjate de ella.

Esta manera de enviar correos no permite una personalización, está bloqueada por muchos proveedores y, además, se ve a leguas que el resultado final es un poquito cutre. Ten en cuenta que los filtros anti-spam evolucionan y se hacen más estrictos cada día que pasa, así que es mejor que utilices una buena herramienta de e-mail marketing, ¡la que más te guste!

 

#7 No utilizar la automatización

¿Por qué? ¡Si es comodísima! La automatización de tu campaña de e-mail marketing te aporta estrategias tan útiles como los trigger e-mails, que se envían a los usuarios en respuesta a las acciones concretas que realizan o a las interacciones que tienen con tu marca. Tienes a tu disposición un montón de estrategias prácticas para arrasar con tu campaña de e-mail marketing, no tiene sentido no experimentarlas todas.

Los e-mails de una buena campaña se envían como resultado directo de los datos obtenidos más el comportamiento de los usuarios. Gracias a la automatizacción, puedes enviarle un mensaje de bienvenida a todos los nuevos usuarios, descuentos a tus clientes más fieles o decirles a los que hace tiempo que no te visitan que les echas mucho de menos. ¡Acción – reacción!

 

Fallos comunes en el cuerpo de un e-mail

Avión de papel, errores en el cuerpo del mail#1 Pasarse de largo

No me refiero a que vayas paseando y te dejes atrás tu campaña, sino a que sueltes una auténtica novela en el texto del e-mail que les provoque demasiada pereza a tus usuarios. Este es uno de los fallos comunes en el cuerpo de un e-mail. Lo ideal es que el mensaje de los correos sea corto, claro y conciso.

Unas 250 palabras serían suficientes para contar tus novedades sin aburrir a nadie. ¡Ah! Y déjate un buen plazo para escribirlas, porque nunca se sabe cuándo va a faltar la inspiración. Lo mejor es que no escribas los textos bajo la presión de un reloj y su tic-tac.

 

#2 Utilizar mal la vista previa de tus mensajes

Esta previsualización es una línea de unos 100 caracteres que aparece al lado del asunto en la bandeja de entrada de tus suscriptores y es súper útil para explicar un poco mejor de qué va el correo o la oferta.

Además, es un buen lugar en el que dejar ver tu personalidad un poquito más con mensajes que demuestren el carácter de tu marca.

Sin embargo, uno de los errores frecuentes en el e-mail marketing es desaprovechar este espacio o hacerle caso omiso… Hay marcas que incluso se olvidan de que existe y, al recibir sus e-mails, nos encontramos como vista previa códigos URL enormes o el típico “Para ver la versión web de este e-mail, haz click aquí”.

 

#3 Enviar e-mails con un aspecto poco profesional

Adelantábamos este punto cuando hablamos de las herramientas de e-mail marketing, pero volvemos a hacer hincapié aquí. Otro de los fallos comunes en el cuerpo de un e-mail es que tenga un aspecto poco cuidado, poco profesional, lo que denominamos un correo “cutre”.

La primera impresión de tu correo tan pronto un suscriptor lo abre cuenta y mucho, así que elige fuentes profesionales e imágenes de buena calidad.

Un buzón de correo tradicional#4 Olvidarse de los links

Todo e-mail de una campaña debe tener un objetivo concreto, es decir, buscar una acción por parte del usuario. Por lo tanto, y como consecuencia, tus correos deben incluir un botón de llamada a la acción (CTA) que lleve a una landing page específica diseñada para el tema o la promoción que tratas en el correo. Dominar el arte de diseñar CTAs y usarlos en tu campaña de e-mail marketing te abrirá muchas puertas, ¡pone manos a la obra!

Ojo, tampoco te pases y pongas 5 CTAs en el mismo e-mail, porque eso exige al usuario demasiado trabajo y, además, le desconcentra.

 

#5 Pasarse con los elementos gráficos

Vale, sí, un e-mail debería contener una imagen. O no, porque un buen correo con un texto limpio y plano que contenga una información relevante también puede funcionar a las mil maravillas.

Los e-mails tienen una particularidad muy importante y es que no todos los usuarios lo van a ver igual. Dependiendo de su proveedor de correo y del dispositivo en el que lo abran, puede ser que visualicen el correo de forma distinta.

Por eso, poner la información importante en imágenes, incluir un montón de gráficos o dar el mensaje relevante al final del correo son tres grandes malas ideas.

 

#6 E-mails que son imágenes

¡Más difícil todavía! O peor idea todavía respecto a la anterior. Esta es una costumbre extraña que tienen a día de hoy algunas empresas: enviar las newsletters como una sola imagen cargada al correo y punto. Todo el contenido forma parte de un archivo JPEG.

¡¡Mal!! Es uno de los peores dentro de los errores frecuentes en el e-mail marketing. Estas imágenes no suelen estar optimizadas para móviles, no se muestran a los usuarios que tengan activado el filtro “images off”, no se entiende qué es clicable y qué no y, además, estos archivos de imagen pueden ser confundidos como anuncios gigantes y terminar directamente en la carpeta de SPAM.

 

#7 No pensar en los móviles

¡Oh,otro de los errores frecuentes en el e-mail marketing que nos causa más problemas! Según el State of E-mail Report de 2017, el 54% de los correos electrónicos son abiertos en dispositivos móviles. ¡Ah, y hay más! El 40% de los usuarios de móviles comprueban su e-mail 4 o más veces al día. Y, aún así, todavía hay muchas compañías que no tienen en cuenta estos dispositivos a la hora de diseñar sus correos.

Optimiza tus e-mails para asegurarte de que se vean correctamente en los móviles.

Un zorro entregando una carta#8 Convertir tus correos en listas de precios

Todos hemos recibido alguna vez e-mails que suenan desesperados, “compra esto, págame ya, es muy barato”. Un poco como dar un paseo por el mercadillo de tu pueblo, “¡Barato, niño, me lo quitan de las manos!”. Pero esa no debería ser la idea de nuestra campaña de e-mail marketing, ¿verdad?

Nada de ventas frías ni de urgencias por mencionar los precios a la primera de cambio. Es más, tu e-mail debería ser de utilidad incluso para esos suscriptores que no tienen en mente comprarte nada en un futuro próximo, porque el e-mail marketing va de construir una relación.

En definitiva: tus correos tienen que aportar un contenido valioso, no una lista de precios.

 

#9 No comprobar que todo esté a punto antes de enviar

Vale, tenemos nuestra lista segmentada y nuestro e-mail profesional, ahora, ¡a enviarlo a toda costa! Pues no, no, hay que hacer las comprobaciones pertinentes antes de eso y asegurarnos de que está todo en orden antes de pulsar el botón.

Asegúrate de que los links funcionan, las imágenes cargan correctamente, no hay errores gramaticales u ortográficos y prueba a abrir tu e-mail desde diferentes dispositivos. No queremos enviar un correo con errores de formato que empiecen con un incómodo “¡Hola, “insertarnombre”!

Si puedes, también es una gran idea realizar test A/B con pequeñas variaciones, enviando diferentes versiones a un pequeño sector de tu lista para comprobar cuál funciona mejor, para mandar luego la ganadora a tu lista completa.

 

Errores frecuentes después de enviar una campaña de e-mail marketing

Un buzón: errores después de pulsar enviar#1 Poner difícil la desuscripción

Un suscriptor debería ser capaz de dejar de serlo en dos clicks. Nada de obligarle a loguearse, nada de enviarle un e-mail de confirmación. Ya está, déjale ir.

Si se lo pones demasiado difícil, es muy posible que opte por bloquearte o por marcar tu dirección como spam, lo cual repercutiría negativamente a tu reputación como remitente.

 

#2 Seguir enviando correos a las personas que no te hacen caso

Para seguir hablando de los errores frecuentes después de enviar una campaña de e-mail marketing, tenemos que sentar una base: en esta vida no hay que ser pesados, eso de “quien la sigue la consigue” ha pasado de moda. Si quieres evitar acabar en la carpeta de SPAM o que te marquen como remitente SPAM, no sigas enviando tus correos a aquellos usuarios que hace tiempo que no los abren.

 

#3 Hacer caso omiso a las estadísticas

Cada índice de e-mail marketing nos da una información diferente, todas ellas muy útiles para comprobar si nuestros emails funcionan, si los usuarios los abren, si les gustan, si convierten, etc. Conocer cuáles son las métricas para medir los resultados de tu campaña y saber interpretar los resultados puede ser una de tus mejores armas.

Otro de los errores frecuentes en e-mail marketing es olvidarse de medir los resultados y de analizar la actuación de nuestras campañas, dejando atrás un montón de datos de gran utilidad sobre lo que está funcionando y lo que no en cada uno de nuestros correos.

 


La información es poder. Siendo conscientes de estos 20 errores frecuentes en el e-mail marketing tenemos la opción de evitarlos, corregirlos y no volver a tropezar con ellos en el futuro.

¿Qué opinas tú? ¿Cuáles son las malas prácticas de e-mail marketing que más rabia te dan? ¡Cuéntanoslo todo!

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.