El papel del Storytelling en el Inbound: cuéntalo bonito

El storytelling es, ni más ni menos, el arte de contar historias. El storytelling en el Inbound Marketing es una herramienta valiosísima que se puede entender como la base de toda la estrategia. Al fin y al cabo, la esencia del Inbound es contar la historia de nuestra marca para conectar con el público.

 

 

El storytelling en el Inbound Marketing

 

Si conseguimos dominar las técnicas narrativas del storytelling en el Inbound Marketing, sabremos cómo crear vínculos con los consumidores a través de sus emociones y sentimientos. Ninguna estrategia de marketing es más poderosa que las emociones humanas, ¿no te parece?

Queremos que veas muy claro cómo todo esto puede ayudar a tu negocio. Y, para demostrarte que es divertido, queremos explicarte el poder del storytelling con un ejemplo de storytelling, ¿lo pillas?

Érase una vez…

Hace muchos, muchos años, una campesina vivía con su hija en una casita muy humilde, cerca del río. La vida no era nada fácil para ellas. Su hogar estaba muy apartado del pueblo y tenían que hacer auténticos malabares para poder comer cada día, pues su única fuente de alimentos era la pequeña huerta que ambas trabajaban detrás de su casa.

Un soleado día de junio, la pequeña Iria estaba sentada en el muro detrás de la huerta comiendo una de sus mazorcas de maiz cuando de repente le vino a la cabeza un pensamiento curioso:

“Aquel día que bajé al pueblo y compré una mazorca para almorzar – pensaba Iria, con el ceño fruncido -, recuerdo que me pareció muy poco sabrosa y bastante más pequeña que las de nuestra huerta. Quise probarla porque los otros niños me dijeron que eran las más ricas de la comarca. Sin embargo, a mí me supo insípida y me pareció que estaba más bien poco jugosa”.

Iria había dejado de mordisquear la mazorca y tan solo miraba al infinito con los ojos entornados mientras, dentro de su cabeza, la maquinaria de las ideas trabajaba a la máxima potencia. La niña saltó del muro y se puso a dar vueltas, de un lado a otro, con una mano en la espalda y la otra sujetando la mazorca muy cerca de su cara, mientras pensaba en voz alta:

– Si esas son las mazorcas más ricas de la comarca – reflexionaba Iria, alterada -, y la que yo estoy comiendo ahora es muchísimo más sabrosa, está claro que tenemos en nuestra huerta el mejor maiz de la comarca… ¡Quién sabe si de la provincia entera, o de todo el país! Sin embargo, nadie viene aquí a comprar nuestro maiz y el carrito donde yo compré el mío en el pueblo tiene siempre una larguísima fila. Pero, claro, nadie viene a comprar nuestras mazorcas, ¡porque nadie sabe que existen! Nadie en el pueblo conoce el trabajo de mi madre, nadie tiene ni idea del amor con el que ella cuida nuestra huerta.

Iria feliz con sus mazorcas

 

Entonces, una bombilla apareció encima de la cabeza de Iria – vale, no literalmente, pero ya me entendéis -, metió en el cesto de su bicicleta todas las mazorcas que pudo y se lanzó rodando cuesta abajo hacia el pueblo.

 

Por qué hacer storytelling en el Inbound Marketing de nuestra empresa

Démosle a nuestra heroína un ratito para que llegue hasta el pueblo en su bicicleta y, mientras, vamos a analizar qué hemos aprendido sobre el storytelling hasta el momento.

Con un poco de suerte, leer este primer capítulo de la historia de Iria y su madre te habrá resultado un poco más entretenido que un pesado artículo teórico sobre lo que es la narrativa y las formas propias de un texto literario.

Seamos realistas: el público se aburre con facilidad. Cada vez está más saturado de blogs, noticias, textos publicitarios y, si queremos que nos haga caso a nosotros, destacar entre la multitud, tendremos que crear un contenido diferente basado en las emociones y que despierte el interés de las personas.

 

Una estrategia de humanos para humanos

¡Personas! Esta palabra es muy importante para el storytelling en el Inbound Marketing, puesto que lo que pretendemos es construir una estrategia de humano a humano. La idea es crear contenido relevante pensado para nuestro buyer persona, que enganche, y que el texto resultante deje al lector pensativo.

Algunas ideas se nos quedan en la cabeza por la forma en la que son contadas, más que por la historia en sí. El “cómo lo dices” cuenta y mucho para llegar al corazón del público y tocar la fibra adecuada. El cerebro humano está diseñado para recordar fácilmente las historias que hablan de una emoción que nos resulta familiar.

La gente prefiere comprar historias que comprar meros productos.

¿Te acuerdas de Iria? ¿Quieres saber cómo le está yendo en el pueblo?

Érase una vez… (Capítulo II)

Iria saltó de la bicicleta casi en marcha, colocó las mazorcas en el bolsillo delantero de su peto vaquero y se echó a correr hacia la calle de los comercios. Era día de mercado, así que la zona estaba llena de gente y de vida, con una gran aglomeración de compradores metiendo la cabeza en cada tenderete para olisquear los productos.

Los comerciantes gritaban las maravillas de sus productos, la verdad es que sin mucho éxito: “¡Las mejores sandías frescas están en mi puesto, señores!” o “¡Pasen y vean las naranjas con más zumo del mundo entero!”. Iria abrazaba con fuerza su bolsillo lleno de mazorcas mientras el flujo de gente la empujaba de un lado a otro.

Nuestra heroína era pequeña, pero siempre le habían dicho que tenía un gran chorro de voz. Así que, sin pensárselo dos veces, agarró dos cajas de fruta, puso una sobre la otra y se subió con cuidado a lo alto de su improvisado escenario. Desde allí ya casi podía ver las calvas y cabelleras de todo el mundo, así que cogió mucho aire, llenó a tope sus pulmones y comenzó a contar la historia que la había llevado hasta allí arriba:

 

Iria subida sobre las cajas

 

 

“¡¡Queridos vecinos de este pueblo honrado!! Como algunos ya sabéis, mi madre y yo vivimos en la casa de la colina, por donde pasa el río. La tierra de nuestra huerta recibe el agua más fresca que baja de la montaña y mi madre viene de una estirpe de campesinos que se remonta en el tiempo por más de 10 generaciones.

Ella y yo dedicamos toda nuestra vida a cultivar verduras, todo este trabajo con técnicas que se han ido mejorando a lo largo de más de un siglo de práctica y tradición, y nuestro producto estrella son… ¡¡Las mazorcas de maiz!! Tomen, tengan una prueba del resultado de tanto esfuerzo.”

La gente del pueblo, conmovida por la situación, por la fuerza con la que la pequeña contaba su historia y llenos de curiosidad por el orgullo con el que Iria hablaba de sus mazorcas, se agruparon alrededor de la pequeña. Todos querían darle un mordisco a aquel producto que se veía tan sano, tan jugoso, tan natural. De repente, todo el interés se centró en nuestra pequeña y valiente Iria.

La historia de Iria corrió por las calles como la pólvora. No había nadie en el pueblo que no quisiera probar y comprar las mazorcas resultantes de un siglo de tradición campesina, como es natural.

Al día siguiente, cuando la madre de Iria abrió las contras de su ventana, más de cien personas estaban esperando delante de su casa, con cestos y sacos, a la espera de poder comprar las famosas mazorcas de oro.

Desde aquel día, nuestra heroína y su madre no volvieron a pasar frío, ni hambre, ¡ni una pizca de aburrimiento!

 

Cómo y dónde implementar nuestra estrategia de storytelling

De la historia de Iria, podemos sacar tres magníficas conclusiones sobre el storytelling en el Inbound Marketing:

  • Que si la gente no sabe que existes ni quién eres, no va a comprar tu producto.
  • Que son más interesantes las historias humanas que los anuncios en los que soltamos a voz en grito las propiedades de nuestro producto.
  • Que al público le gusta conocer la historia de las marcas y de qué manera pueden mejorar su vida

Las prácticas narrativas propias del storytelling no solo pueden ayudar a tu blog, sino que también puedes usarlas en la sección “sobre mí” o en tus newsletters. Siempre hay una historia por contar, siempre puedes usar una estructura de introducción – nudo – desenlace para mantener a la gente en ascuas, preguntándose: ¿Y qué pasó después?

Ten en cuenta también que el storytelling es multiformato. Además de usarlo en la narración escrita, puedes experimentar con la técnica que más te guste: una imagen, un podcast, una canción… Lo importante es que cuente una historia. De hecho, el videomarketing se está convirtiendo en el rey del storytelling, porque los vídeos tienen un gran poder emotivo y pueden contarnos una gran historia en menos de dos minutos.

El storytelling al servicio del Inbound Marketing tiene un objetivo principal que no debemos olvidar: la historia que contemos tiene que responder a la pregunta ¿Cómo va a ayudar a tus usuarios? Clic para tuitear

¿Qué puede hacer tu producto o servicio por ellos?

 

El contenido es el rey del Inbound

Estamos cansados de escuchar la frase esa de “El contenido es el rey”, pero es que es una verdad como un templo. El Inbound Marketing se sustenta en el marketing de contenidos, es decir, en ofrecer información útil, original, novedosa y de calidad a nuestro público.

El storytelling, por su parte, nos brinda una manera de hacer que esos contenidos sean más fáciles de digerir e imposibles de olvidar para nuestros visitantes. La historia que contemos debe contener también una moraleja, un aprendizaje que vaya a ser útil para la vida de tus seguidores.

 

Un repaso rápido a las características del storytelling

  • La idea es contar una historia de forma que cree un vínculo emocional con los consumidores
  • La historia tendrá una estructura narrativa que enganche y sorprenda, ¡recuerda que el público se aburre y tira la toalla con facilidad!
  • Estará escrita para nuestro buyer persona, apelando a sus necesidades e intereses
  • Debe ser una historia rompedora, que deje a la gente pensando después de leerla
  • Debe contener una moraleja o enseñanza útil para nuestro público
  • Antes de escribirla, deberíamos preguntarnos: ¿Cómo va a ayudar esto a nuestros leads?
  • Es una técnica multiformato: ilustración, fotografía, vídeo, audio…
  • Se puede implementar en diferentes secciones de nuestra web: en el blog, en el apartado “sobre mí”, en nuestras newsletters, etc.

¿Y tú? ¿Tienes alguna historia que contarnos? Anímate a dejar un comentario aquí debajo con tus ideas sobre el storytelling en el Inbound Marketing y cómo crees que todo este asunto puede ayudar en el Inbound Marketing.

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.