Cómo empezar un blog: todo lo que deberías tener claro

Tienes una empresa y quieres hacerle un hueco en el maravilloso mundo de Internet. Es hora de diseñar una estrategia de marketing online que sea efectiva y que le de visibilidad a tu marca, genial pero, ¿por dónde empezamos?

¿Una página en Facebook? ¿Un hashtag en Instagram? ¿Una cuenta de Twitter, quizás? ¡Oh, el amplio y frondoso mundo del marketing online!

Aunque la pregunta parezca amplia, en realidad la respuesta no es tan complicada: para empezar, deberías tener un blog. La mejor manera de aumentar la reputación de tu marca, darla a conocer en Internet y conseguir nuevos leads es dar vida a un blog. En este artículo queremos darte una serie de ideas a tener en cuenta para empezar con buen pie.

 

Cómo empezar un blog

 

Consejos básicos para petarlo con tu blog

Llegar a lo más alto con tu blog y conseguir que lo pete no es tarea fácil, eso es así. Hay muchísimos blogs, mucho contenido en Internet, mucha competencia por el valioso tiempo de los lectores. Sin embargo, sí existen una serie de preceptos básicos para que tu blog sea un digno rival y tenga buenas oportunidades de éxito en el ring. Vamos a darte, digamos, las conditio sine qua non para el éxito, ¿qué te parece?

 

Elige la temática y tu nicho de mercado

Lo primero que debemos hacer, justo antes de empezar un blog para nuestra marca, es decidir cuál va a ser la temática. Obviamente nuestro blog tendrá que tratar sobre algo relacionado con los servicios que nuestra empresa ofrece, pero el punto de vista desde el que nos pongamos a ello puede variar.

¿Quién es tu público? ¿Qué información crees que puedes ofrecerle y que te agradecerían? ¿Qué puedes aportarte a tu comunidad?

Para descubrir el enfoque ideal del blog, tendremos que pensar en nuestro público y sus intereses. Es importante descubrir si realmente hay búsquedas relacionadas con este tema, cuántas hay y qué tal le va a la competencia en esa familia de palabras clave.

¿Qué keyword debería trabajar? Duda existencial donde las haya. Por suerte, ahí fuera hay diferentes recursos pensados para analizar la conveniencia de las palabras clave que queramos escoger, así como para darnos ideas y guiarnos en el proceso.

SemRush, por ejemplo, es un software que nos sirve para, entre otras muchas funciones, buscar palabras clave específicas, informarnos sobre su CPC, el número de resultados, el volumen, la tendencia de búsqueda y demás datos relacionados.

 

Escoge la plataforma que albergará tu blog

¿En dónde va a estar? Hora de elegir la herramienta o plataforma con la que desarrollaremos el blog. Existen muchas plataformas gratuitas como Blogger, Wix, Tumblr, Medium, Jimdo y un larguísimo etcétera de posibilidades.

Sin embargo, si tu idea es montar un blog profesional, con idea de avanzar y crecer en el futuro, probablemente deberías decantarte por el gestor de contenido más popular del mundo, con 12 años de experiencia y reinado: WordPress.

¿Por qué?

WordPress es bueno para tu SEO, se lleva bien con un montón de formatos multimedia y, además, utiliza código abierto, así que puedes modificar el código fuente para hacer todo lo que quieras con tu web.

¡No tengas miedo! Es una plataforma fácil de usar, por eso la utilizan millones de personas cada día; aprender es ponerse y no te llevará mucho tiempo, no hay que ser el rey de la programación, ni mucho menos.

 

Por qué usar la versión de pago en WordPress

Si quieres montar un blog profesional, necesitarás la versión de WordPress.org, es decir, la versión autoalojada en un servidor y con dominio propio. Ahí te van algunos motivos de peso:

  • Para poder instalar todos los plugins que quieras y usar todas las plantillas
  • Total libertad para editar el código fuente
  • Puedes utilizar Google Analytics; recuerda que es súper importante hacer un estudio analítico del funcionamiento del blog y tener a tu disposición todos los datos
  • Te permite insertar publicidad, ¿quieres monetizar tu blog ahora o en un futuro?
  • Flexibilidad; WordPress de pago te permite crecer sin límites, cambiando la dirección de tu proyecto o añadiéndole nuevas funcionalidades a tu blog cuando lo necesites

 

Crea un buen calendario editorial

Un calendario editorial es un documento en el que apuntaremos nuestras ideas para posts futuros en un orden determinado y para que salgan a la luz en unas fechas concretas. Se trata de una manera estupenda de organizar nuestros contenidos, planificar las publicaciones y ser de lo más eficientes.

Un blog es un proyecto a largo plazo y es esencial no perder la fuerza con la que lo empezamos. Es muy importante tener claros los bloques de contenidos y el desarrollo de nuestros posts, la dirección que queremos tomar, para que la cosa no decaiga.

Cuando vayas a redactar tu calendario editorial, que es algo así como el plan de vida de tu blog, será un buen momento para decidir la periodicidad o frecuencia de tus posts. Dos consejos en este sentido:

Uno, que seas realista con tus tiempos y no intentes abarcar más de lo que realmente te sea cómodo, ¡queremos contenidos de calidad! Y dos, ten en cuenta la posibilidad de programar tus publicaciones para que se publiquen en un futuro; esto puede ser muy útil para organizarte.

 

El diseño siempre es importante

A la hora de escoger una plantilla para nuestro blog, hay que tener en cuenta que cargue a una buena velocidad, que sea totalmente responsive, intuitiva y completa. Organiza bien las secciones y los contenidos, que todo esté limpio y ordenado.

Recuerda incluir contenido multimedia y no escatimes en vídeos, podcast, infografías o imágenes de cualquier tipo para apoyar tus publicaciones.

También es interesante que incluyas descargables en tus posts, contenidos de más peso como eBooks o whitepapers, con el objetivo de conseguir nuevos suscriptores y registros. ¡Usa CTA’s siempre que sea necesario! Son los grandes aliados de la metodología Inbound.

 

Cuida el tiempo de carga de tu blog

La velocidad de carga es un factor fundamental para cualquier página web exitosa. A nadie le gusta esperar, y menos en internet. De hecho, según los estudios de Kissmetrics, un solo segundo de carga de más supone una pérdida de un 7% de conversiones (registros, ventas, etcétera). ¡Un 7% de pérdida por segundo!

Así que, para evitar tiempos muertos innecesarios y despertar la impaciencia de tus visitantes, te recomendamos siempre asegurarte de disponer de imágenes optimizadas – en peso y dimensiones – así como usar un sistema de caché de página, y verás que los tiempos de carga disminuirán de forma significativa.

 

El quiz de la cuestión: los artículos del blog

Obviamente, el contenido de tu blog es lo que verdaderamente importa y es en lo que deberías enfocar la mayor parte del esfuerzo. Ofrecer un contenido interesante, útil y de calidad es la base del marketing de contenidos y, en general, de toda la estrategia Inbound.

Para ser un Inbounder, te vas a tener que currar mucho cada uno de los posts que publiques, analizando cuáles son las dudas que tiene tu público objetivo e investigando a fondo cómo resolverlas.

 

Infografía: cómo petarlo con tu blog

Haz un blog SEO friendly desde el principio

Desde el primer momento, es importante que tengas en mente el posicionamiento web de tu blog. Piensa en las palabras clave que vas a querer posicionar, las long-tails más valiosas para tu marca y escribe cada post teniendo en cuenta las técnicas propias del SEO.

Si te decides por WordPress, existen plugins como Yoast dedicados a darte unas claves para que los artículos de tu blog estén siempre bien optimizados para los buscadores. Seguir algunas buenas prácticas puede llevar tus contenidos a lo más alto de las páginas de resultados: incluir la palabra clave en el título, que aparezca en el primer párrafo y en algún subtítulo, modificar el snippet, repetir la keyword en la URL, etc.

Ten en cuenta, eso sí, que el SEO no es una ciencia exacta y que el Yoast tampoco es la panacea. Nuestra recomendación es que prime la naturalidad en la redacción de los posts y, para eso, no siempre podremos hacerle caso a todos los parámetros que el Yoast nos marca. Tomémoslo como una herramienta orientativa útil, pero tampoco como los diez mandamientos.

 

Difusión, difusión, difusión

Cuando acabes de publicar un nuevo artículo, ¡pétalo en las redes sociales! No te olvides de compartir tu post en todas las redes que puedas y dale bombo. Es esencial que tu blog no se quede solito y triste, parado, ¡así que muévelos en tus perfiles de RRSS!

Hemos dicho que en el blog vamos a publicar contenidos útiles y de calidad, así que será natural que tus seguidores de Facebook o de Twitter quieran comapartir tus posts para llevarlos muy lejos. Existen plugins pensados para ponerles a tus usarios muy fácil la labor de compartir tu contenido, ¡úsalos!

 

Crea comunidad

Esto es muy importante y muy, pero que muy beneficioso para ti, ¡así que manos a la obra!

Lee otros blogs de temática similar o de tu mundillo, comenta sus posts con enlaces hacia el tuyo que puedan resultar de interés e intenta crear una red de contactos con otros bloggers que te parezca que hacen un contenido interesante. Además de mantenerte informado y a la orden del día, te servirá para mantener tu blog vivo gracias a la participación de otros usuarios.

También es interesante crear comunidad para abrirnos a algún futuro guest blogging, que es una forma fantástica de multiplicar tu tráfico. El guest blogging consiste en invitar a otros blogueros a publicar en tu blog un artículo sobre una temática en la que sean expertos o viceversea, es decir, en participar tú en un blog ajeno para hablar de aquello que sabe.

Como es natural, los usuarios que lean tu post en algún otro blog no dudarán en visitar el tuyo si les gusta, ¡un montón de tráfico nuevo y cualificado! Por otro lado, un guest post es una manera ideal de conseguir un enlace de gran calidad hacia tu blog. Aumenta tu audiencia y crea networking, es una gran idea.

 

Complementa tu estrategia blogging con el e-mail marketing

Asociar tu campaña de e-mail marketing a tu estrategia de blogging es… una maravilla. La idea es que tus suscriptores, es decir, aquellos usuarios que decidan apuntarse a tu lista de correos, reciban un e-mail cada vez que publiques un nuevo artículo en tu blog. Porque es importante hacer bien las cosas, no te pierdas nuestro post sobre cómo crear una estrategia de email marketing paso a paso.

Piensa que una buena estrategia de marketing online es aquella en la que todas sus herramientas trabajan entrelazadas por un objetivo común. Utiliza tus newsletters para promocionar los nuevos posts que subas al blog y consigue que tu público se entere de todo lo nuevo que tienes para ofrecerle.


¡Ya estás preparado para lanzar un blog al estrellato! No te puedes perder nuestro próximo post porque te vamos a contar una serie de consejos para aumentar el tráfico de tu blog y convertirlo en un caso de éxito.

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.