Cómo crear tu estrategia de e-mail marketing paso a paso

Para que tu campaña de e-mail marketing funcione, el mejor consejo que vas a encontrar es que te curres mucho la estrategia previa: la clave del éxito es tener un plan. En estea artículo queremos contarte todo sobre cómo crear tu estrategia de e-mail marketing desde cero.

Para entendernos, en este mundo de los emails hay dos posibilidades: o tener una estrategia sólida que consiga abrir un canal de comunicación con los lectores para convertirlos en oportunidades de venta, o empezar a mandar correos a lo loco para que vayan derechitos a la carpeta de spam e invertir recursos en caer pesado.

¿Te hemos convencido? Hablemos de cómo trazar un plan o una buena estrategia de e-mail marketing para tu empresa.

 

Definir el objetivo, ¿para qué lo haces?

Para empezar a explicarte cómo crear tu estrategia de e-mail marketing, vamos a ponernos prácticos: ¿tienes objetivos?

Vas al gimnasio para ponerte en forma, estudias inglés para sacarte el B2, bajas al súper para comprar fajitas… Siempre que haces un esfuerzo del tipo que sea, lo haces pensando en un objetivo.

 

 

 

Cómo crear tu estrategia de e-mail marketing

 

 

Antes de ponerte a enviar correos a todo el mundo, piensa qué quieres conseguir exactamente. Puede ser que queramos vender nuestro producto a través de la newsletter, o que estemos buscando conseguir más suscriptores, o quizá informar al público sobre el lanzamiento de un producto nuevo.

Puede ser también algo más concreto: aumentar las ventas en un 15% este semestre, conseguir 500 likes nuevos en nuestra página de Facebook, aumentar en un 20% el tráfico de visitas al blog corporativo.

Márcate un objetivo realista, tampoco hay que columpiarse, ve a por él sintiéndote seguro y ponte un plazo concreto. “Quiero conseguir esto, sé que es posible y lo voy a hacer antes de julio”.

 

Establecer las estrategias, ¿cómo lo vas a hacer?

Vale, ya sabemos lo que queremos, ahora vamos a ver cómo pretendemos conseguirlo. Utiliza tus campañas de email marketing para hacer sentir especiales a tus suscriptores, demuéstrales que aprecias su confianza a través de una recompensa, que te ayudará además a conseguir tu objetivo.

¿De que estamos hablando? Pues de hacerlos sentir VIP mientras persigues tu objetivo. Pongámonos en el caso de que quieres dar a conocer un nuevo producto y asegurar un volumen de ventas concreto. Puedes enviar a tus suscriptores una muestra gratuita, un cupón de descuento para cuando esté a la venta, ofrecerles un vídeo tutorial sobre su uso o un unboxing en exclusiva, o la posibilidad de participar en un concurso exclusivo.

¿Te estás preguntando cómo crear tu estrategia de e-mail marketing y petarlo con ella? ¡Sé todo lo original que puedas! Hay millones de posibles estrategias y, que nosotros sepamos, nadie las ha reunido todas en un inventario. Faltan todavía muchas por imaginar, ¿qué se te ocurre?

 

Pensar en nuestro público, ¿para quién lo hacemos?

Segmenta tu lista de contactos lo máximo que puedas. Si tienes una tienda online de productos para mascotas, proponte averiguar y categorizar qué emails de tu lista son de dueños de perros, quiénes tienen gato y quiénes son más de iguanas. Para saber cómo crear tu estrategia de e-mail marketing, tendremos que tener muy claro a quién queremos convencer con ella.

A partir de ahí, tendrás la posibilidad de enviar emails que van a resultar interesantes para el público objetivo al que los dirijas.

No te olvides de hacer limpieza de tu base de datos de vez en cuando para tener una lista de suscriptores reluciente y ordenada. Esta es una manera la mar de eficaz de aumentar la calidad de tu estrategia, el alcance de tus campañas y los índices de éxito.

Pensando en nuestro público también, es el momento de investigar sobre la hora de envío ideal para nuestra newsletter: ¿a qué hora le viene bien leer correos a nuestros suscriptores? Dependerá de la edad que tengan, el cargo que desempeñen, la ciudad en la que vivan, las aficiones que tengan, su apego por las tecnologías… Vas a tener que sentarte a conocerlos bien, sacar algunas conclusiones y, sobre todo, ¡hacer muchas pruebas y tests A/B!

 

 

Piensa en tu público, investiga tu hora, segmenta...

Plantarse la frecuencia de los envíos, ¿cada cuánto tiempo?

No hay que ser pesados, tampoco, ni dejar que nuestros suscriptores nos olviden. Encontrar el punto medio es todo un arte que tendrás que dominar.

La frecuencia de envío va a depender del sector, de la marca y del tipo de público que te siga, pero si quieres un tip (que para eso estamos) aquí va nuestro favorito: está guay enviar una newsletter semanal, da caché, pero si no tienes tiempo para elaborar contenidos de calidad semanales, ¡no lo hagas! En serio, ¡no lo hagas!

Puedes enviar tu newsletter cada quince días o una vez al mes, pero que prime siempre la calidad sobre la cantidad.

 

Eligir nuestra herramienta ideal, ¿qué programa utilizar?

A día de hoy, existen muchas herramientas o plataformas de envío a tu disposición para ayudarte a diseñar tu newsletter, programar su envío, crear autoresponders, etc. Tienes MailChimp, Acumbamail, Mailify, GetResponse, Benchmark Email, AWeber y otros puñados de ellas. Algunas son de pago, otras son gratuitas y otras ofrecen servicios premium. O, incluso mejor, si tienes integrado tu sistema de e-mail marketing en una plataforma de marketing automation, como HubSpot, Active Campaign o SALESmanago, por nombrar tres ejemplos. Te invitamos a leer nuestro post qué es el marketing automation y por qué es importante para tu empresa para que no te quede duda y empieces a simplificar, agilizar y optimizar tus procesos de trabajo ya mismo.

Nuestro tip aquí es que inviertas el tiempo que haga falta en probar las herramientas para encontrar tu match, aquella que mejor se adapte a tus gustos y a tus necesidades.

Si quieres saber más, en el próximo post nos embarcamos en un análisis de cada una de las herramientas más útiles del Inbound Marketing, así que estás invitado.

 

Pensar en el ciclo de compra, ¿para qué fase es este email?

Es importante planificar los envíos que vamos a hacer para incluir en nuestra estrategia a los usuarios en cada una de las fases de compra.

Probablemente recuerdas que el proceso de compra en el Inbound Marketing pasa por 4 fases diferentes: reconocimiento de la necesidad, investigación de las alternativas, decisión entre las opciones y acción de compra:

 

 

Necesidad, alternativas, decisión, compra

 

 

Recuerda que el marketing de contenidos también se aplica a tus estrategias de email, así que no dejes de lado los correos útiles que contengan información valiosa para tus suscriptores. No todos los correos que envíes tienen que llamar a la compra, incluye artículos informativos y recursos prácticos, sé bueno con tus lectores.

En una buena campaña de email marketing, es importante que nadie se quede fuera, así que deberías planear correos enfocados a cada una de las diferentes fases del proceso.

 

Diseña tu propio workflow, ¿qué pasa con la automatización?

Lo sentimos en el alma, pero no existe un workflow definitivo que funcione en todas las estrategias de email marketing del universo. No podemos darte un workflow como recurso descargable que puedas copiar y pegar para tu uso y disfrute, ¡no funciona así!

Por eso, no hay tampoco un número de pasos determinado que sirva para todos los sectores. Eso sí, nosotros pensamos que es mejor no alargarlo hasta el infinito, por eso de que la insistencia a veces es más bien una pesadilla para el receptor.

Ten cuidadito con las autoresponses, que tampoco son la panacea, y recuerda que los procesos automatizados tienen que guardad un poquito de humanidad al fin y al cabo.

¿Sabes cuando llamas al servicio de atención al cliente de tu empresa de telefonía y la máquina no deja de entenderte mal? “Perdone, no le he entendido, diga si desea…”. Y esa rabia que nos entra gritando “¡quiero hablar con una persona!”… Pues lo mismo: no dejes que tu campaña de email marketing sea compacta, fría y robótica.

La idea del workflow en concreto y de la estrategia en general es establecer un canal de comunicación con el cliente, así que no te olvides de preguntarle qué dudas tiene, qué es lo que le gusta y qué le está molestando de tus correos.

 

Currarse la newsletter ideal, ¿qué pinta tiene?

Una vez ya hemos diseñado toda la estrategia hasta este penúltimo punto, es el momento de ponernos creativos. Cada newsletter importa, cada email que envíes debe de ser bonito, útil y funcional, así que cuida de cada detalle antes de pulsar “enviar”.

Lluvia de elementos básicos que no pueden faltar en tu newsletter ideal: un asunto llamativo, una buena plantilla, un diseño responsive y un CTA o llamada a la acción con su landing page correspondiente. Pero vamos, que si quieres saberlo todo sobre cómo hacer una newsletter que contenga cada detalle en su sitio, aquí te lo hemos contado con infografía y todo.

 

Medir los resultados, ¿cómo ha ido?

La estrategia de email marketing no termina hasta que hayamos medido los resultados de nuestras acciones. Existen diferentes índices y métricas que nos ayudan a entender cómo ha ido nuestra campaña, qué ha salido bien y qué tenemos que mejorar, ¡y esto es esencial! No te pierdas nuestro próximo post sobre cómo medir los resultados de una campaña de email marketing ¡y no dudes en dejarnos un comentario!

Gracias a estos índices, aprenderemos cosas como el porcentaje de usuarios que han recibido nuestro correo en su bandeja de entrada, cuántos lo han abierto, si les ha gustado o si la campaña ha sido rentable. Solamente a través del análisis de estas métricas podremos mejorar en el futuro y caminar en la dirección correcta, ¡así que ya sabes! A analizar tasas se ha dicho.


Pues ya está, ya sabes cómo crear tu estrategia de e-mail marketing sin saltarte ningún paso importante.

Ahora queremos que nos cuentes tu opinión, todo lo que se te haya pasado por la cabeza llegado a este punto y final del artículo:

¿Has utilizado alguna vez un workflow automatizado? ¿Crees que el email marketing es todavía una estrategia rentable?

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.