Qué es y por qué tener siempre a mano un calendario editorial

Para llevar a cabo una buena estrategia de blogging, es esencial tener una planificación desde el principio en la que nos marquemos unos objetivos claros. Si no, es posible que lleguemos a convertir nuestro blog en un revoltijo de ideas desordenadas con temáticas repetitivas que se publican cuando cuadra. Y no queremos eso, ¿a que no? Pues ve abriendo un Excel, porque vamos a redactar un maravilloso calendario editorial.

 

Qué es un calendario editorial

Un calendario editorial es un recurso o documento, normalmente en forma de hoja de Excel, en el que apuntaremos qué vamos a escribir en nuestro blog en el futuro. Además, recopilamos en él otra información de cada uno de los posts que planeamos hacer, como por ejemplo las keywords que usaremos o con qué objetivo lo redactaremos.

La idea es organizar cada uno de los aspectos que nos importan de las publicaciones de nuestro blog y ser tan eficientes como sea posible, para así desbloquear todos los logros de nuestra estrategia de marketing de contenidos.

O sea, que un calendario editorial es una hoja de Excel (o similar) en la que respondemos a las preguntas que nos venga bien tener en mente: sobre qué vamos a escribir, con qué frecuencia publicaremos, para qué keywords nos servirá cada post, a qué segmento de nuestro público va dirigido, para qué fase del proceso de compra nos vale, qué miembro del equipo se encargará, etc.

 

 

 

Un escritorio organizado

 

Cómo hacer el calendario editorial perfecto

No importa mucho el cómo, realmente puedes montarte tu propio calendario con un papel y un boli o con un súper software diseñado expresamente para eso. Lo único que importa es que el documento que redactes te sirva para tener clara una visión general del futuro de tu blog. Con esto aclarado, vamos a darte algunas ideas que te puedan servir como guía.

 

Las herramientas

Puedes usar herramientas pensadas para la organización de contenidos y tareas, como Trello o Google Calendar, por ejemplo.

Si eres un pelín más tradicional, una hoja de Excel siempre es una buena opción también. Hay plantillas que puedes usar para ahorrar tiempo y para seguir una estructura ya determinada. Te dejamos aquí la que utilizamos nosotros en la práctica para nuestro blog, ¡puedes descargarla y hacerla tuya ahora mismo!

Pasos a seguir

Vale, ya sabemos qué herramienta nos gusta más; ahora, ¡manos a la obra! Reúne a tu equipo o, si tu equipo eres tú, ponte cómodo y dedica el tiempo que haga falta a la redacción de tu calendario, porque estas horas son una inversión que puede ahorrarte mucho tiempo en el futuro. ¿Preparado?

Pues vamos allá, paso a paso.

 

Plan anual

La primera fase de la redacción de nuestro calendario debería ser diseñar una hoja de ruta para los próximos 12 meses, de una manera un poco más general y centrada en los objetivos de la empresa.

Aquí, vamos a pensar en los diferentes momento del año para nuestra marca: temporada alta, baja, fechas destacadas, semanas fuertes, etc. La idea es tenerlo presente para que nuestro blog acompañe estos eventos.

En el caso de que tengamos datos sobre el funcionamiento del blog el año anterior, sería una gran idea estudiar los éxitos y fracasos de las estrategias pasadas para aprender de la experiencia.

Apunta todas estas ideas. Si estás trabajando en Excel, por ejemplo, puede ser una buena idea tener una Hoja 2 en tu documento del calendario editorial en el que tengas un calendario anual y apuntes las reflexiones interesantes a tener en cuenta para cada mes, de manera genérica.

 

Plan mensual o semanal

Empieza la miga. Ahora sí, de cara al próximo mes ya podremos idear unos objetivos más concretos y apuntarlos bien estructurados: keywords que vamos a trabajar, temáticas a tratar, públicos para los que queremos escribir en ese mes y todo lo que nuestro blog precise a nivel organizativo.

Aquí van los conceptos que nosotros tenemos en cuenta a la hora de completar nuestro calendario, para que te inspires:

  • Numeración de los posts por orden de publicación
  • Fecha de publicación: Día en el que verá la luz ese post
  • Status: ¿Está sin hacer, lo hemos escrito ya, le falta algo por completar?
  • Obtetivo: ¿Lo hemos pensado para darle vidilla en las RRSS, para conseguir nuevos leads, para acompañar en una fase del proceso de compra…?
  • Autor/a: ¿Qué miembro del equipo se va a encargar?
  • Temática: ¿De qué va el post?
  • Categoría: ¿En qué sección del blog lo vamos a meter?
  • Contenido visual: ¿Qué tipo de contenido visual habrá en tu post (qué imágenes, vídeos, etc.)? Un tip: escribe el nombre del archivo tal cual, ¡organización!
  • Fuentes: enlaces a las fuentes utilizadas para el post
  • Links internos: ¿A qué otros posts publicados en el pasado podremos hacer referencia en este artículo?
  • CTA’s: ¿Qué llamadas a la acción vamos a usar? Comentar, compartir, suscribirse, descargar, etc.
  • Notas: Comentarios sobre el post que quieras recordar
  • Título del post: No tiene que ser el definitivo, pero para hacernos una idea
  • Keywords: palabras clave que podríamos usar para optimizar nuestro post
  • Etiquetas: Las etiquetas que usarás en tu artículo
  • Título SEO: El titulo final que usarás, teniendo en cuenta el SEO
  • Metadescripción: La meta-descripción que usarás para SEO (recuerda que debe incluir la keyword principal)

 

Y un apartado para la vida del post en las redes sociales:

  • Comentarios: El número de comentarios que recibe el post
  • Compartidas: Número de veces que se comparte el post en cada red social

Y, finalmente, un apartado de Historial de revisiones.


¡Fin! ¡Hala, pues ya tienes tu calendario montado!

Edítalo, añade los apartados que tu empresa pueda necesitar y deshazte de los que no te parezcan interesantes. Esperamos que este esqueleto o estructura base te sirva para sentirte seguro y empezar tu propio calendario editorial. Uno bien completo y práctico.

 

Para qué sirve el calendario editorial

Está claro que tener un calendario editorial en tu blog tiene mogollón de utilidades, pero te las vamos a resumir en 6 grandes motivos:

 

Estrategia y planificación

1. Optimiza tu tiempo y tu creatividad

Organizarse es la mejor manera de maximizar los recursos que tenemos. El calendario editorial nos va a proporcionar una metodología de trabajo organizado que nos facilitará la creación de una rutina.

Se acabó eso de sentarnos cada día delante de un documento en blanco pensando: oh, no, ¿de qué diantres voy a escribir hoy? Sale mucho más rentable empezar a trabajar sabiendo que cuentas con una lista de temas que tienen un objetivo concreto y estudiado.

Además, ya puestos a pensar un tema, no nos cuesta nada pensar unos cuantos más. Mejor que abrir cada día esa ventanita cerebral de la creatividad, ¿por qué no dedicar una mañana a un brainstorming en el que reunir todas las ideas que podamos? Di no a los bloqueos creativos, ten a mano tu calendario y no volverás a tener que esforzarte en pensar creativamente a contrarreloj.

2. Crea una línea editorial sólida

Tener un plan de contenidos nos ayuda a diseñar una línea editorial estable en la que los artículos salgan a la luz cuando más vienen a cuento, siempre siguiendo un plan que tenga sentido y uniformidad. Pensando a largo plazo podemos idear la evolución de nuestro blog para que avance en la dirección ideal.

Con un buen calendario editorial en la mano, tedremos una visión de conjunto que nos evitará ser repetitvos con unas temáticas y dejarnos otras en el tintero. Lo mismo pasará con la repartición de formatos: ¿Qué posts van a llevar vídeo? ¿Para cuáles haremos infografías? ¿Cada cuánto vamos a ofrecer un contenido descargable?

 

3. Haz que tu blog camine de la mano de la estrategia de marketing

No deberíamos percibir nuestro blog corporativo como un elemento suelto que tenemos que rellenar con nuevos artículos cada equis tiempo.

¡No! El blog debería funcionar en paralelo al resto de la estrategia de marketing online de la empresa, aplicando los objetivos a nuestros contenidos para que vaya a la par del resto de las acciones. Si dentro de tres meses tu marca lanzará un producto nuevo, el blog debería estar ahí para reforzar la campaña de lanzamiento con temáticas que apoyen este gran evento.

 

Qué es un calendario editorial

4. Organízate para satisfacer a tu público

La visión de conjunto que nos aporta un calendario editorial es la mejor manera de equilibrar tus artículos para satisfacer a cada una de tus audiencias, ¡no te olvides de nadie!

Un truco para recopilar temas de posts: escucha las redes sociales, apunta lo que te cuentan los usuarios y organiza tu plan de contenidos para responder a las necesidades que te planteen.

 

5. Coordina el trabajo de las personas implicadas en el blog

El calendario editorial es de gran ayudar para coordinar a las personas que trabajan en el desarrollo del blog, ya sean 2 colaboradores o todo un equipo de redactores. Verás que la repartición de temas ayuda a las personas a organizarse como es debido y a mejorar la productividad.

 

6. ¡Tu calendario editorial es un gran aliado de la estrategia de SEO!

Tener en mente las keywords que queremos trabajar y estructurarlas en los artículos que vamos a escribir en un futuro es una gran idea. El calendario editorial debería contarnos qué palabras clave queremos trabajar y cuáles podrían ir en cada post, para trabajar nuestra selección de keywords de una manera sólida y natural. 


 

Ya estás preparado, preparada, para hacer un calendario editorial perfecto. ¡Ahora tan solo es cuestión de organizarse!

>

¡A nosotros también nos gustas!

Ya que hemos hecho match, ¿qué tal si mantenemos el contacto?

Política de privacidad

¡Allá vamos! Confirma tu dirección a través del correo que te enviaremos a continuación.